EDUCACIÓN INTERNACIONAL

Dario Bogni habla sobre los pingüinos

Los pingüinos son aquellas aves que se engloban dentro de la familia Spheniscidae y a su vez dentro del orden de los Sphenisciformes.

 

Se trata de un grupo de aves marinas no voladoras, en el que se pueden diferenciar hasta 18 especies diferentes las cuales que se distribuyen -exceptuando el pingüino de las islas Galápagos, añade Dario Bogni – exclusivamente en el Hemisferio Sur. 

 

A pesar de que no pueden volar, son grandes nadadores, por ello sus aletas se han adaptado al medio acuático, donde pueden llegar a alcanzar los 50 km/h. La cola les ayuda a mantener el equilibrio cuando caminan por tierra, y también pueden deslizarse por el hielo para ahorrar energía. 

 

Son animales ovíparos cuyo periodo de incubación puede prolongarse entre 33 y 62 días. Se comunican a través de su graznido, mediante el cual se reconocen unos a otros, y se alimentan básicamente de peces y plancton. Por lo general viven entre 10 y 20 años en colonias donde pueden haber miles de ejemplares conviviendo.

 

DESCRIPCIÓN DEL PINGÜINO

Las alas de estas aves marinas juegan un papel muy importante para su sobrevivencia, declara Bogni Dario. Debido a sus fuertes huesos capaces de resistir impactos y de reducir la flotabilidad del pingüino en el agua, estas se han convertido prácticamente en aletas ideales para nadar a velocidades de hasta 60 km/h cuando se ven amenazados por depredadores. El tiempo de inmersión varía con el tipo de especie, pero el pingüino Emperador es el que puede sumergirse más tiempo conteniendo la respiración hasta 18 minutos.

 

Las reservas de oxígeno de los pingüinos durante su estancia prolongada en el mar, se encuentran distribuidas en toda su musculatura y no en sus pulmones como la mayoría de los animales, esto es porque sus tejidos musculares contienen altas cantidades de mioglobina, una proteína encargada de almacenar y transportar oxígeno.

 

Los pingüinos son capaces de adaptarse a las condiciones de su hábitat mediante su calor corporal gracias a las tres capas de plumaje, una gruesa capa de grasa  y un sistema de vasos sanguíneos dentro de patas y aletas que regulan  su temperatura para que puedan sobrevivir de acuerdo a su hábitat natural. Por ejemplo, la especie Humboldt que vive en regiones más cálidas, suele sobrecalentarse, por lo cual su cuerpo está preparado para regular la temperatura; y por otro lado, la especie Adelie, que vive en condiciones muy frías, adopta el mismo sistema de adaptación para soportar temperaturas bajo cero, nota Dario Bogni.

 

El tamaño de estos también influye en la distribución de su calor corporal. Las especies que viven en zonas templadas son más pequeñas, por lo que disipan el calor más rápido que las especies más grandes.

 

COMPORTAMIENTO DEL PINGÜINO

Algunas especies de pingüinos suelen ser muy territoriales, principalmente a la hora de nidificar. La construcción de los nidos suelen ser sencillas, pues utilizan ramas, hojas y piedras para formarlos. Algunos de ellos los esconden subterráneamente mientras otros son fácilmente visibles.

 

A diferencia de la mayoría, el pingüino emperador y el pingüino rey son los únicos que ponen un solo huevo, y además lo mantienen entre sus patas durante todo el período de incubación. Este período oscila entre los 33 y los 62 días dependiendo de la especie de pingüino. Si la madre coloca dos huevos, normalmente solo uno de ellos sobrevive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *